De la innovación al postureo

Ser creativo no es inventar.

La innovación surge de la observación y el entendimiento del ámbito. 

No es algo que digas "-voy a ser creativo- y pum!".

A veces intentamos reinventar, y está bien, pero pierde la erótica en el momento en que "innovar" se convierte en el ejercicio.


Entonces, en ese momento, es cuando reciclamos otras innovaciones o líneas de moda, nos embebemos en ellas y las aplicamos sin miramientos a las nuestras. 


Ahí es cuando entra en juego la destreza de entender nuestra propia intención más allá de pequeñas y jugosas ideas externas, porque entonces sino es cuando caemos en la pornografía: formas sin contexto e ideas copypaste que bien podrían estar en cualquier otro lugar.




Croquis de la Casa Ugalde, Coderch.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Robie House. Análisis de una obra.

Sublimación en la arquitectura

Lámparas y fuego. Reflexión sobre el incendio de Notre Dame.